¿Quieres iniciar tu propio negocio?

Nunca es tarde, solo ponte las pilas, toma acción y ten la mejor actitud

Te dejo algunos consejos que considero vitales para que la idea de tu emprendimiento logre el éxito que esperas.

¿Quién ha dicho que emprender es fácil? Personalmente no he escuchado al primer emprendedor que cuente su historia de color rosa y que desde el principio haya sido un éxito… Por eso dicen que comenzar un negocio no es para los débiles de corazón, se vive continuamente situaciones de estrés y debes aprender a reducirlo o manejarlo porque puede consumir toda tu vida y llevarte al fracaso. Un primer tip que te doy es que si te sobra algo de tiempo hagas deporte, es una gran manera de limpiar tu mente y sacar el estrés.

Pero ojo, no todo es malo al momento de emprender, también es una gran experiencia que aporta y te da crecimiento en lo personal y profesional. A continuación, mis consejos para ayudarte en tu aventura emprendedora.

  1. Saca el mayor provecho a tus habilidades o descúbrelas, si es que aún no las has hecho.Muchas veces las personas cuentan con una idea brillante pero no tienen la destreza ni lo necesario para iniciar un negocio y tal vez tú si cuentas con las características de la personalidad vitales para lanzar esa empresa. Ánimo, explórate antes de invertir tiempo o recursos, evalúate y revisa si cuentas con las habilidades típicas de un emprendedor.
  2. Profundiza y desarrolla una idea.  Si piensas que vas a iniciar algo porque está de moda o porque te va a dar plata, DETENTE… no empieces ese negocio. Desarrolla un concepto de negocios que te apasione, relacionado con algo en lo que tengas cierta experiencia. Después, piensa en un producto o servicio que tenga un propósito y donde veas que mejorará la vida de la gente.
  3. Prueba tu credibilidad. Una vez que tengas una idea descubre cómo puedes convertirla en realidad. ¿El producto es algo que la gente quiere o necesite? ¿Puedes tener ganancias vendiéndolo? ¿Funciona?
  4. Escribe un plan de negocios. Un diagrama, presentación o una simple hoja de papel podrá ser útil para ordenar tus ideas. Siempre que escribas algo idealmente en un papel, la probabilidad de que se haga realidad es más alta, sea un sueño, una meta o hasta una tarea. También lo necesitarás para presentar tu idea a los inversionistas potenciales. Debe incluir un propósito, misión, resumen ejecutivo, resumen de la empresa, muestras o testeo del servicio o producto, descripción del mercado objetivo, proyecciones financieras y costo de operaciones.
  5. Tu familia es importante. Acuérdate que la familia debe estar consciente del desgaste económico y emocional que esto requiere. Ellos son los mejores críticos por su honestidad y te darán los mejores consejos y sugerencias.
  6. Haz parámetros legales.Enfoca las decisiones a lo que más te convenga y decide si es buenos ser el único propietario o tener un socio; si es mejor una sociedad de responsabilidad limitada o una SAS o una organización sin fines de lucro o una cooperativa.
  7. No todo son gastos. Los recursos como las redes sociales y buenos consejeros son gratis, sácale el mayor provecho a esto para sacar tu startup adelante. Recuerda que nada es mejor que el marketing boca a boca deja que todos tus conocidos difundan tu negocio y los servicios que presta.
  8. Que la economía te impulse. Ten registrado todo el dinero que entra y sale del negocio y no te preocupes si tu situación económica no es la mejor del mundo, no lo pienses tanto y ¡atrévete!
  9. Elige la locación adecuada. Muchas veces el local lo es todo, no te adaptes al local porque ese no será para ti, haz que el local se adapte a ti y a tus necesidades y te de oportunidad para crecer.
  10. Mantén siempre buenas vibras. Existe la gran posibilidad de que tu idea deba ser modificada, no te enojes, busca qué fue lo que no gustó y sé flexible con los cambios. No olvides ser paciente ya que no tendrás éxito de la noche a la mañana.
  11. Mantente siempre eficiente y actualizado. Cuida tus clientes adaptándote a sus requerimientos y dándoles nuevos productos y servicios. Cada vez que tengas un nuevo cliente ve más allá de sus requerimientos para poder engancharlo desde el primer mes.
  12. No tengas miedo de la competencia. No hables mal de la competencia cuando estés con clientes o inversionistas. No hay necesidad de ser objeto de lástima. De hecho, hablar de esta forma tal vez haga que los clientes se vayan con la competencia que ofrece un producto o servicio que tú no das. Recuerda, cuando la competencia se vaya, habrá un mercado para tu negocio. Usa ese conocimiento como inspiración para hacer las cosas mejor que tu rival.
  13. Un servicio diferente ganará el cariño y fidelidad de tus clientes. Haz sentir importantes a tus clientes y crea en tu negocio experiencias inolvidables, el buen manejo de los colores, luces y aromas, harán que tu cliente sienta la diferencia.
  14. Un buen equipo de trabajo puede llevarte al éxito. Contrata personas ideales para el puesto que estén bien calificadas y aprende a delegar tareas, tu no podrás con todo el trabajo. Así mismo busca personas que sean diferentes a ti, ellas te retarán y traerán cosas nuevas a tu negocio. No olvides que si tienes problemas con algún empleado debes resolverlos lo antes posible, esto creará vínculos y respeto entre todos.
  15. Conoce los tiempos de tu negocio. Si tu negocio no te ha vuelto millonario (aún) no quiere decir que sea un fracaso, con el simple hecho de que algo que te apasiona ya te genere alguna ganancia quiere decir que es un éxito. Ahora bien, si las cosas no están funcionando y ya diste todo de ti, debes hacer a un lado a tu orgullo y cerrar tu empresa.
  16. No confíes sólo en el consejo de los otros. A pesar de que me ofrezco a darte estos consejos, tal vez el más importante es algo que aprendí a la mala: Aunque mucha gente te ofrezca su ayuda, date cuenta de que al final tú eres el dueño del negocio y el responsable del éxito o fracaso de este. Si sabes qué es lo que funcionó, tendrás las habilidades y conocimiento para sacar adelante tu empresa.

Finalmente te recomiendo que te diviertas y vivas el proceso, lo que vas a ganar con tu emprendimiento va más allá del dinero, ya sea que triunfes o fracases ganarás algo que no se puede comprar en ningún lado y que nadie te podrá quitar jamás, así que sé ordenado, pon prioridades, métele actitud y ¡lánzate!

Compartir